Una constructora destruye un acueducto de Almería del siglo XIX para levantar un residencial

Una constructora destruye un acueducto de Almería del siglo XIX para levantar un residencial

Foto de cabecera: argarica.es

Desde ARGARICA nos sumamos plenamente a la condena de Amigos de la Alcazaba por la destrucción del ACUEDUCTO DE LAS CUMBRES, parte del canal de San Indalecio en Almería, otra de las barbaridades urbanísticas cometidas por la cultura del ladrillo, las promesas de conservar 5 arcos del mismo por parte del Ayuntamiento de Huércal de Almería han demostrado ser pura propaganda política. El misterioso cambio de su nivel de protección hace unos años nos lleva a pensar mal en este asunto. Por otro lado ya denunciamos hace tiempo en esta revista que algunos tramos del acueducto podrían corresponder a épocas más antiguas y que no habían sido adecuadamente estudiados, del mismo modo que hicimos pública nuestra preocupación por situarse en una zona donde podrían haber vestigios de época neolítica y calcolítica. Todo ello ha sido ignorado por las autoridades. 
 

Un vergonzoso episodio más que sumar al largo serial del expolio al patrimonio común donde la ignorancia y la avaricia se dan la mano.

Tramos más antiguos del acueducto de las Cumbres / Argarica

Tramos más antiguos del acueducto de las Cumbres / Argarica

A continuación el comunicado resumido de "Amigos de la Alcazaba", podeis leerlo completo en el enlace a la web.

DESTRUYEN EL ACUEDUCTO DE LAS CUMBRES DE HUÉRCAL DE ALMERÍA.
A plena luz del día, sin complejines, en pocas horas, las máquinas han arrasado con una parte de nuestro patrimonio, un elemento que debía estar protegido por Cultura y por el Ayuntamiento de Huércal, pero que por arte de birlibirloque “perdió” su protección en beneficio de los intereses de la empresa propietaria.
Muchos años de esfuerzos para sacar el proyecto de urbanización para adelante pesan. En el último tramo, debía insoportable el aliento de Amigos de la Alcazaba y la Plataforma del Acueducto. Por eso, aunque tenían por delante 50.000 metros de parcela, las obras de la Urbanización el Alba (ya ni se llamará Las Cumbres) han comenzando directamente destruyendo el acueducto. Sin esperar la respuesta a las alegaciones presentadas ante el Ayuntamiento de Huércal. Todo una “declaración de amor”.
El Ayuntamiento, con su alcalde a la cabeza, presumió de amor al patrimonio de su municipio y prometió que salvaría una parte del acueducto. Pero el entendimiento del alcalde nunca fue con Amigos de la Alcazaba y la Plataforma, que defendían que la integración del monumento debía suponer un valor para la propia urbanización, sino con la empresa urbanizadora, que nunca tuvo entre sus proyectos conservar el acueducto. Pese a ello los reconvertidos paladines del patrimonio de Huércal prometieron demostrar su amor y compromiso con el patrimonio de Huércal, conservando 5 arcos. Pero no han dejado ni cinco arcos, ni tres, ni uno. Han destruido todo el acueducto, el mismo que figura en la web del Ayuntamiento como uno de los iconos de su patrimonio.
Hoy el acueducto de las Cumbres ha sido destruido. Hoy el patrimonio almeriense es más pobre. Pero esta historia no debe acabar aquí. Todos debemos sacar conclusiones de esta lección, empezando por los responsables de esta destrucción del patrimonio común.

Máquina machacando el acueducto y acuarela de José Mario Sarabia / Amigos de la Alcazaba

Máquina machacando el acueducto y acuarela de José Mario Sarabia / Amigos de la Alcazaba

Noticia original publicada en: diario.es

La demolición ha acabado con uno de los elementos patrimoniales más importantes del Canal de San Indalecio, que se proyectó en 1876 y que permitía llevar agua potable hasta la capital almeriense, una de las zonas más áridas de España.

El acueducto de "Las Cumbres", en el término municipal de Huércal de Almería, ya no existe. De hecho, es literalmente historia. Una empresa constructora lo ha derruido para construir una zona residencial y ha puesto en pie de guerra a la sociedad civil de la zona que está representada por la Plataforma Ciudadana en Defensa del Canal de San Indalecio y la Cultura del Agua en Almería. Denuncian que la destrucción de este canal es un ataque frontal contra el patrimonio almeriense porque acaba con un acueducto de 150 años de historia que estaba "desprotegido por la parálisis de la Administración".

Este conducto para el agua fue levantado a finales del siglo XIX como parte del conocido como Canal de San Indalecio que se abrió en 1876 y que era la suma de varias estructuras hídricas que permitían llevar agua potable hasta Almería capital, una de las zonas más áridas de España. Aunque, como la mayor parte de San Indalecio, estaba en desuso, su importancia histórica lo había convertido en un lugar de referencia en Huércal de Almería. Sin embargo, desde este lunes ya no existe porque en su lugar se construirán viviendas, después de que el Ayuntamiento aprobase el 30 de junio un proyecto de urbanización que lleva provocando más de una década de polémicas.

Según fuentes de la plataforma ciudadana, "el acueducto de Las Cumbres es una de las obras de mayor envergadura, atribuida a uno de los tres más importantes arquitectos de la historia de la provincia, Enrique López Rull (diseñador del Teatro Cervantes)". En una zona con problemas de lluvias, este tipo de infraestructuras fueron vitales en el momento de su construcción. "La importancia del agua era extrema pues la economía de la provincia (pasada la época minera del plomo y otros) se basaba en las extensiones de parrales para la uva de exportación a todos los mercados europeos y a Estados Unidos".


Imprimir  

Quiénes somos

Argárica es una revista online que nace con el objetivo de hacer pública aquella información histórica y arqueológica que pueda arrojar luz sobre nuestros más ancestrales orígenes.

 

 

Somos un grupo de investigadores y apasionados por la historia antigua. Viendo la escasa difusión de del periodo prehistórico peninsular, y siendo nosotros nativos del sureste ibérico, una zona especialmente olvidada, hemos decidido llevar a cabo esta singular aventura.

Publish modules to the "offcanvas" position.